Patología de la Columna en el Golf

Spinalia y Golf En España hay más de 300.000 jugadores de golf federados, constituyendo el 4º deporte en cuanto a número de jugadores federados en nuestro país. Se ha calculado que el porcentaje de jugadores de golf amateur que sufren dolor de espalda oscila entre el 26 y el 52%. Si a estas cifras añadimos que el porcentaje de jugadores mayores de 50 años en Estados Unidos es del 33% y que dicho porcentaje está en aumento, podemos hacernos una idea muy certera de la envergadura del problema del dolor de espalda en el jugador de golf.

Las causas del dolor de espalda en el jugador de golf son muy variadas, pero la gran mayoría están en relación con el gran esfuerzo que se realiza durante el swing. En ese momento se generan unas enormes fuerzas de torsión axial, compresión, torsión y cizallamiento antero-posterior que han sido claramente identificadas como un factor de riesgo para el desarrollo de patología de la columna lumbar.

De este modo, las patologías de columna lumbar más frecuentemente diagnosticadas son: distensiones musculares, hernias de disco, artropatía facetaria, fracturas por estrés del cuerpo vertebral o de la pars interarticularis, y espondilolistesis.

El programa individualizado de tratamiento del jugador de golf con dolor de espalda abarca un amplio espectro de opciones terapéuticas que van desde medidas preventivas hasta la intervención quirúrgica:

  • Realización rutinaria de un adecuado calentamiento asociado a ejercicios estiramiento previo a la práctica del golf.
    Modificaciones en la mecánica del swing: El swing moderno se ha relacionado más frecuentemente que otros tipos de swing con el desarrollo de dolor de espalda.
  • Realización de programas de ejercicios para fortalecer la musculatura encargada de dar estabilidad a la columna lumbar y proteger así las áreas más expuestas a sufrir daños durante la práctica del golf.
    La adecuada indicación y empleo de otras formas de terapia física (ultrasonido, electroestimulación de baja y alta frecuencia) con objetivo analgésico, como complemento del tratamiento farmacológico.
  • Infiltraciones selectivas en las diversas áreas origen del dolor pueden ser de gran ayuda.
  • En un pequeño porcentaje de pacientes puede ser incluso necesaria la realización de algún tipo de intervención quirúrgica. En este sentido, cabe reseñar que las actuales técnicas quirúrgicas mínimamente invasivas que requieren una menor agresión quirúrgica, permiten la reincorporación a las actividades de la vida diaria, incluyendo el deporte recreacional, mucho más rápido y más eficazmente que las intervenciones tradicionales.

Considerando todos los aspectos previamente reseñados, Spinalia se convierte en una adecuada herramienta en el diagnóstico y tratamiento de los jugadores de golf con dolor de espalda.

Bibliografía.
1. Healthy swing. A novel rehabilitation model. Parziale, JR. Am. J. Phys. Med. Rehabil. Vol. 81, No. 7, 498-501. 2002
2. Minimizing Injuries and Enhancing Performance in Golf Through Training Programs. Meira, EP PT and J Brumitt. Sports Physical Therapy. Vol 2 Nº 4, 337-344. 2010.
3. Lower Back Pain in Golf: A Review. JJ. Reed and L T Wadsworth. Curr. Sports Med. Rep. Vol. 9, No. 1, pp. 57-59, 2010.